MUSEO GEOLÓGICO

SALA 3 - LOS CAMBIOS CLIMÁTICOS CUATERNARIOS EN LAS MONTAÑAS DO COUREL

El descubrimiento y exploración de las cuevas de las Montañas do Courel abrió una fascinante ventana para el conocimiento de los climas y ambientes de nuestro pasado, tanto a escala local como global. Los espeleotemas escondidos en las cuevas del Geoparque constituyen registros paleoclimáticos excepcionales que detallaron la evolución de la temperatura y humedad de nuestro planeta, como es el caso de la estalagmita de la Cova da Arcoia que se muestra en esta sala, que comenzó a crecer hace 550.000 años y que fue estudiada por los investigadores del Instituto Universitario de Geología de la Universidad de A Coruña.

Las variaciones climáticas registradas en las estalagmitas se comparan, entre otros, con los cambios climáticos globales, que incluyen períodos glaciares e interglaciares, y con los avances y retrocesos de los glaciares que ocuparon las cumbres de las Montañas do Courel en el pasado. La dinámica de estos glaciares pleistocenos se reconstruyó a partir de los sedimentos glaciares y las formas geomorfológicas que dejaron en el actual relieve, como el circo de la Devesa da Rogueira. Los paneles de la sala ilustran como se superponen las formas actuales del relieve a la antigua posición de los frentes glaciares desde el momento de la máxima extensión glaciar local hasta el final de la deglaciación, cuando se formó la Lagoa da Lucenza en una cubeta de sobreexcavación glaciar. Esta laguna registró los cambios en la vegetación del entorno desde los últimos 10.000 años, incluyendo la llegada del castaño o la agricultura hace 4.000 años atrás.